skyler-gerald-EJeAxzzsdmM-unsplash

En la sexta petición (que es ¨Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal¨) los cristianos oran que, o bien, Dios les libre de ser tentados a pecar, o que les ayude y libre cuando sean tentados.

La conclusión del Padrenuestro (que es ¨Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos.  Amén¨)  enseña a los discípulos del Señor a recibir su ánimo en la oración sólo de Dios, y en sus oraciones a alabarle, y atribuirle el reino, el poder y la gloria, y, en testimonio de su deseo y de la certeza de que serán oídos, a decir:  Amén.

85. ¿Puede alguien guardar perfectamente los mandamientos de Dios?

Desde la caída, ningún hombre puede guardar perfectamente en esta vida los mandamientos de Dios, sino que los quebranta diariamente en pensamiento, palabra y obra.

En la quinta petición (que es ¨Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores¨) los cristianos oran que Dios, por causa de Cristo, perdone gratuitamente todos sus pecados, y se les estimula a pedir esto porque, por su gracia, ellos son capacitados en su corazón para perdonar a otros.

En la cuarta petición (que es ¨El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy¨) los cristianos oran que del don gratuito de Dios ellos reciban una porción suficiente de las cosas buenas de esta vida, y que con ellas gocen de su bendición.

En la tercera petición (que es ¨Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra¨) los cristianos oran que Dios, por su gracia, les haga capaces y dispuestos a conocer, obedecer y someterse a su voluntad en todas las cosas, como los ángeles hacen en el cielo.

En la segunda petición (que es ¨Venga tu reino¨) los cristianos oran que el reino de Satanás sea destruido, y que el reino de la gracia pueda avanzar, que los pecadores sean traídos a él, y que los creyentes sean guardados en él, y que el reino de la gloria venga pronto.

En la primera petición (que es ¨Santificado sea tu nombre¨) los cristianos oran que Dios les capacite a ellos y a otros, a glorificarle en todo aquello en que El se da a conocer; y que todo lo disponga para su propia gloria.

El prefacio del Padrenuestro, que dice: ¨Padre nuestro que estás en los cielos¨, enseña a los discípulos, comúnmente llamados cristianos, a acercarse a Dios con santa reverencia y confianza, como hijos a un padre, capaz y dispuesto a ayudarles, y también les enseña que deben orar con otros, y por otros. 

CATECISMO BAUTISTA

De la pregunta 85 a la 115

86. ¿Son todas las transgresiones de la ley igualmente detestables?

Algunos pecados, en sí mismos, y por razón de diversos agravantes, son más detestables a la vista de Dios que otros.

87. ¿Qué es lo que todo pecado merece?

Los medios externos y ordinarios de la gracia por los cuales Dios preserva a sus elegidos y les comunica las bendiciones de la redención en Cristo son sus ordenanzas, especialmente la Palabra, los sacramentos y la oración; todos los cuales son eficaces para los elegidos para salvación.

95. ¿Cómo se hace la Palabra eficaz para salvación?

Todos los creyentes, por razón del decreto eterno de Dios y su amor inmutable, la intercesión de Cristo, y el Espíritu y la Palabra de Dios morando en ellos, son preservados por el poder de Dios y suplidos con toda bendición espiritual en Cristo, y por tanto, muy ciertamente, perseverarán en fe y santidad hasta el fin y serán salvos.

94. ¿Cuáles son los medios externos y ordinarios de la gracia por los cuales Dios preserva a sus elegidos y les comunica las bendiciones de la redención en Cristo?

 No todos los que profesan externamente obediencia al evangelio, sino que solamente aquellos que perseveran en fe y santidad serán salvos.

93. ¿Quiénes entonces perseverarán en fe y santidad hasta el fin y serán salvos?

El arrepentimiento para vida es una gracia salvadora, por la cual un pecador, con un verdadero sentimiento de su pecado, y comprendiendo la misericordia de Dios en Cristo, con dolor y aborrecimiento de su pecado, se aparta del mismo para ir a Dios, con pleno propósito y esfuerzo para una nueva obediencia.

92. ¿Escaparán todos los que profesan externamente obediencia al evangelio, de la ira debida a sus pecados?

La fe en Jesucristo es una gracia salvadora, por la cual los pecadores le reciben y descansan sólo en El para salvación, según El les es ofrecido en el evangelio.

91. ¿Qué es el arrepentimiento para vida?

Dios, en su evangelio, requiere de los pecadores: fe en Jesucristo y el arrepentimiento para vida, para que ellos puedan escapar de Su ira debida al pecado de ellos, y sean salvos.

90. ¿Qué es la fe en Jesucristo?

Dios ha revelado a los pecadores el evangelio de su Hijo, Jesucristo, como el único modo de salvación de sus pecados.

89. ¿Qué requiere Dios a los pecadores en su evangelio para que ellos se puedan salvar?

Todo pecado merece la ira y la maldición de Dios, tanto en esta vida como en la venidera.

88. ¿Qué modo de escape ha revelado Dios a los pecadores para que puedan salvarse de su ira y maldición por causa de su pecado?

Toda la Palabra de Dios es útil para dirigir a su pueblo en la oración, pero la regla especial de dirección es aquella forma de oración que Cristo enseñó a sus discípulos, comúnmente llamada el Padrenuestro.

La oración aceptable es una presentación de los deseos del justo hacia Dios, respecto a cosas agradables a su voluntad, en el nombre de Cristo, por la ayuda de Su Espíritu, con confesión de nuestros pecados, y agradecido reconocimiento de sus misericordias.

Se requiere de aquellos que desean participar dignamente de la Cena del Señor, que se examinen a sí mismos acerca de su conocimiento para discernir el cuerpo del Señor, acerca de su fe para alimentarse de El,  acerca de su arrepentimiento, amor y nueva obediencia, no sea que participando indignamente, coman y beban juicio contra sí mismos.

La Cena del Señor es un sacramento del nuevo pacto por el cual, al dar y recibir pan y fruto de la vid, según lo establecido por Cristo, su muerte se anuncia; y quienes los reciben dignamente participan – no de una manera corporal y carnal, sino por fe – de su cuerpo y sangre, con todos sus beneficios, para su alimentación espiritual y su crecimiento en gracia.

El bautismo es correctamente administrado por inmersión, o hundimiento, del cuerpo completo del creyente en agua, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, de acuerdo a la institución de Cristo y la práctica de los apóstoles, y no por rociamiento o derramamiento de agua, o el hundimiento de alguna parte del cuerpo, según la tradición de los hombres.

104. ¿Qué es la Cena del Señor?

105. ¿Qué se requiere para recibir dignamente la Cena del Señor?

106. ¿Qué es la oración que es aceptable a Dios?

107. ¿Qué regla ha dado Dios para la dirección de su pueblo en la oración?

108. ¿Qué enseña el prefacio de la oración del Señor a sus discípulos?

109. ¿Qué oran los cristianos en la primera petición?

110. ¿Qué oran los cristianos en la segunda petición?

111. ¿Qué oran los cristianos en la tercera petición?

112. ¿Qué oran los cristianos en la cuarta petición?

113. ¿Qué oran los cristianos en la quinta petición?

114. ¿Qué oran los cristianos en la sexta petición?

115. ¿Qué enseña la conclusión del Padrenuestro a los discípulos del Señor?

Los niños de los creyentes profesantes no deben ser bautizados, porque no hay mandamiento ni ejemplo en las Sagradas Escrituras, ni inferencias ciertas de ellas para bautizar a los tales.

103. ¿Cómo es el bautismo correctamente administrado?

El bautismo debe administrarse a todos aquellos que profesan, fidedignamente, arrepentimiento para con Dios, fe en, y obediencia a, nuestro Señor Jesucristo, y no a ningún otro.

102. ¿Deben ser bautizados los niños de los creyentes profesantes?

El bautismo es un sacramento del nuevo pacto instituido por Jesucristo, para ser una señal a la persona bautizada, de su comunión con El, en Su muerte, sepultura y resurrección; de su implantación en El; de la remisión de los pecados; y de su entrega de sí mismo para Dios por medio de Jesucristo, para vivir y andar en novedad de vida.

101. ¿A quién debe administrarse el bautismo?

El bautismo y la Cena del Señor llegan a ser medios eficaces de bendición, no por alguna virtud que haya en ellos, o en aquel que los administra, sino sólo por la bendición de Cristo, y la obra de Su Espíritu en aquellos que por la fe los reciben.

100. ¿Qué es el bautismo?

Los sacramentos del nuevo pacto son el bautismo y la Cena del Señor.

99. ¿Cómo el bautismo y la Cena del Señor llegan a ser medios eficaces de bendición?

Un sacramento del nuevo pacto es una ordenanza santa instituida por Jesucristo, por la cual, por señales sensibles, Cristo y los beneficios del nuevo pacto son representados, sellados y aplicados a los creyentes.

98. ¿Cuáles son los sacramentos del nuevo pacto?

Para que la Palabra sea eficaz para salvación, los oyentes deben atender a ella con diligencia, preparación, y oración, recibirla con fe y amor, aplicarla a sus corazones, y practicarla en sus vidas.

97. ¿Qué es un sacramento del nuevo pacto?

El Espíritu de Dios hace que la lectura, y especialmente la predicación de la Palabra, sea un medio eficaz para convencer y convertir a los pecadores, y para edificarlos en santidad y consolación, por medio de la fe, para salvación.

96. ¿Cómo se debe leer y escuchar la Palabra para que sea eficaz para salvación?