IBB Himnos

Tu Pueblo Jubiloso

George P. Simmonds

47 - De boca y corazón 

 

1. De boca y corazón load al Dios del cielo, 

Pues dionos bendición, salud, paz y consuelo. 

Tan sólo a su bondad debemos nuestro ser; 

Su santa voluntad nos guía por doquier.

 

2. ¡Oh Padre celestial! Danos en este día 

Un corazón filial y lleno de alegría. 

Consérvanos la paz; tu brazo protector 

Nos lleve a ver tu faz en tu ciudad Señor. 

 

3. Dios Padre Creador, con gozo te adoramos, 

Dios Hijo, Redentor, tu salvación cantamos, 

Dios Santificador, te honramos en verdad. 

Te ensalza nuestra voz, bendita Trinidad. 

 

De boca y corazón

Martin Rinkart

El mundo es de mi Dios

127 - Tu Santo Nombre Alabaré 

 

1. Tu santo nombre alabaré, bendito Redentor; 

Ni lenguas mil cantar podrán la grandeza de tu amor.

 

2. Bendito mi Señor y Dios, te quiero proclamar, 

Decir al mundo en derredor de tu salvación sin par. 

 

3. Dulce es tu nombre para mí, pues quita mi temor; 

En él encuentra paz, salud el pobre pecador. 

 

4. Sobre pecado y tentación victoria te dará. 

Su sangre limpia al ser más vil. 

¡Gloria a Dios, soy limpio ya! 

 

5. ¡Habla el Señor, y oyéndole los muertos vivirán! 

A tristes almas da perdón, creyendo gozarán. Amén.

54 - El mundo es de mi Dios 

 

1. El mundo es de mi Dios, su eterna posesión. 

Eleva a Dios su dulce voz la entera Creación. 

El mundo es de mi Dios, trae paz así pensar. 

El hizo el sol y el arrebol, la tierra, cielo y mar. 

 

2. El mundo es de mi Dios, escucho alegre son 

Del ruiseñor, que al Creador eleva su canción. 

El mundo es de mi Dios, y en todo mi redor 

Las flores mil con voz sutil declaran fiel Su amor. 

 

3. El mundo es de mi Dios, jamás olvidaré. 

Aunque infernal parezca el mal, mi Padre Dios es Rey. 

El mundo es de mi Dios, y al Salvador, Jesús, 

Hará vencer por su poder, por la obra en la cruz. (Amén)

58 - Tu Pueblo Jubiloso 

 

1. Tu pueblo jubiloso se acerca a ti, Señor, 

Y con triunfantes voces hoy canta tu loor; 

Por todas tus bondades que das en plenitud, 

Tu pueblo humildemente te expresa gratitud.

 

2. Aunque el humano nunca te pueda aquí palpar, 

Empero con los tuyos has prometido estar; 

Los cielos te revelan, Rey nuestro y gran Creador, 

Sentimos tu presencia en nuestro ser, Señor. 

 

3. Oh Cristo, te adoramos, te damos nuestro amor; 

Oh llena nuestras vidas de fuerza, fe y valor; 

Impártenos tu gracia, Rey célico, inmortal, 

Que siempre te rindamos adoración leal. 

 

 

Tu Santo Nombre Alabaré

A nuestro Padre Dios

Cantad alegres al Señor

Desconocido

40 - A Nuestro Padre Dios 

 

1. A nuestro Padre Dios alcemos nuestra voz: 

en gloria al Él; 

Tal fue Su amor que dio Al Hijo que murió; 

Y así nos redimió ¡Oh gloria a Él! 

 

2. A nuestro Salvador demos con fe loor; 

y gloria al Él: 

Su sangre derramó; con ella nos lavó, 

Y el cielo nos abrió; ¡Oh gloria al Señor! 

 

3. Espíritu de Dios eleva a Ti mi voz: doy gloria al Ti: 

Con celestial fulgor nos muestras el amor 

De Cristo el Salvador; ¡Oh Gloria a Él! 

 

4. Con gozo y con amor cantemos con fervor al trino Dios. 

Mora en la eternidad la Santa Trinidad; 

Por siempre alabad al trino Dios. Amén.

Anónimo

10 - Cantad Alegres al Señor (Salmo 100) 

 

1. Cantad alegres al Señor, Mortales todos por doquier; 

Servidle siempre con fervor, Obedecedle con placer. 

 

2. Con gratitud canción alzad al Hacedor que el ser nos dio; 

Al Dios excelso venerad, para Su gloria nos creó. 

 

3. De su pecado salvará a sus ovejas el Pastor; 

Ninguna de ellas faltará; Él los ampara con su amor. 

 

4. Siempre en sus atrios alabad, Su santo nombre bendecid; 

Eternamente es Su bondad, Su testimonio difundid. 

 

5. Misericordia sin igual nos muestra por la eternidad, 

Y Su verdad será eternal a toda la posteridad.

Amén 

Jesucristo, hoy Tu voz

Tesoro Incomparable

Tobias Clausnitzer

28 - Jesucristo, Hoy Tu Voz 

 

1. Jesucristo, hoy tu voz nos congrega para oírte, 

Habla al alma y corazón para amarte y seguirte; 

Pues, tu libro santo y vivo nos conduce a amarte sólo. 

 

2. Nuestra ciencia toda está ciega, débil y obscura, 

Hasta que tu Espíritu resplandezca en eficiencia; 

Guiarnos a Dios puede solo y obrar el bien interno.

 

3. Luz de luces, Tú, Jesús, de Dios Padre procedente, 

Hoy imparte de tu Ser y tu luz resplandeciente; 

Ábrenos oídos y ojos para andar en tus caminos.

 

4. Padre, Hijo, Espíritu, ¡Gloria a Ti y alabanzas! 

Reposar concédenos pleno en tu verdad eterna; 

Por virtud y amor de Cristo oye el ruego de tu pueblo. 

Amén.

Salomo Liscovius

120 - Tesoro Incomparable 

 

1. Tesoro incomparable, Jesús amigo fiel 

Refugio del que huye del adversario cruel: 

Sujeta compasivo a Ti mi corazón, 

Ya que por redimirme sufriste la pasión.

 

2. Dirige a mí tu rostro, eterno Rey de amor, 

Sol puro de justicia, y fiel consolador. 

Pues sin Tu influencia santa, la vida es un morir; 

Gozar de Tu presencia, sólo esto es el vivir. 

 

3. Jesús, riqueza mía, mi amante Salvador, 

En mis flaquezas eres mi fuerte protector. 

Jamás el enemigo podrá turbar mi paz; 

Por más que lo intentare, no lo permitirás. 

 

4. Al mundo de falacias no pertenezco ya; 

El cielo es mi morada, allí mi patria está. 

A donde Cristo habita con ansia quiero ir, 

En sempiterno gozo deseo con Él vivir. (Amén)

¡Cuán solemne y dulce aquel lugar!

Sólo a Ti, Dios y Señor

Breve historia sobre el autor

Este himno se le atrbuye a Clemente de Alenjadría que nació posiblemente en Atenas alrededor del año 170 d.C. 

Estudioso de la "verdadera tradición de la bendita doctrina de los santos apóstoles", luego de abrazar el cristianismo con Pantsenus que en ese momento era el maestro de la Escuela Catequética de la ciudad de Alejandría. Tras la jubilación de Pantsenus, Clemente se convirtió en su director, (cir. 190), y retuvo el puesto hasta 203. Entre sus alumnos se encontraron Orígenes y Alejandro, después obispo de Jerusalén.

Las obras de Clemente son diez en total. De estos, el único trabajo con el que tenemos que hacer es El Tutor, en tres libros. Se adjuntan a esta obra, en las ediciones impresas, dos poemas; el primero, "Himno del Salvador", y el segundo, una dirección "Al tutor".

El "Himno del Salvador", el himno cristiano más antiguo conocido, ha sido traducido al inglés: La primera traducción es "Pastor de tierna juventud". Esto es del Dr. HM Dexter (qv). Fue escrito en 1846, publicado por primera vez en The Congregationalist [del cual Dexter fue editor], el 21 de diciembre de 1849, y se usa ampliamente en los Estados Unidos. En Gran Bretaña también se da en varias colecciones, incluyendo el Nuevo Libro de Himnos Congregacionales, 1859; Salmos e Himnos Bautistas, 1858;

Información obtenida de varias fuentes, entre ellas; Hymnary.org y otras.

Clemente de Alejandría

Pedro Castro (1840-1887)

140 - Oh Tierno y Buen Pastor 

 

1. Oh, tierno y buen pastor 

que guías con amor la juventud; 

Oh, soberano Rey, oye a tu humilde grey 

Que acude a ofrecer su gratitud. 

 

2. Santo eres Tú Señor, 

poder transformador, guía y sostén. 

Cumpliste tu misión de amor y redención; 

Sufriste humillación por nuestro bien. 

 

3. Oh sumo Mediator que a todo cruel dolor alivio das; 

Que en duda y aflicción al débil corazón 

Brindas consolación y dulce paz. 

 

4. Sé nuestro buen Pastor, 

constante inspirador de nuestra acción. 

Hijo del santo Dios, que yendo de Ti en pos 

¡Sea tu grata voz, la dirección! 

 

5. Que el alma al entregar, podamos alabar tu voluntad; 

Y en coro triunfal la iglesia universal 

Sé una para ensalzar tu majestad. Amén.

Isaac Watts

83 - ¡Cuán Solemne y Dulce Aquel Lugar! 

 

1. ¡Cuán solemne y dulce aquel lugar 

donde mora Cristo el Señor! 

Allí de Sus manjares Él despliega lo mejor. 

 

2. ¡Banquete rico! el corazón, admirado, clama así: 

¨¿Por qué, Señor?

¿Por qué será que me invitaste a mí?¨ 

 

3. “¿Por qué me hiciste oír Tu voz, 

y entrar y ver Tu bondad? 

Pues miles de hambre mueren ya 

rehusando Tu verdad.¨ 

 

4. Pues el mismo amor que el manjar sirvió, 

Dulcemente a entrar me llevó; 

Si no, en mi pecado aún habría estado yo. 

 

5. Sobre las naciones, ¡piedad, Señor! 

constríñelas a llegar; 

Envía Tu Palabra allí y tráelas a Tu hogar. 

 

6. Tus iglesias llenas nos urge ver 

para que, con un corazón, 

La raza escogida de tu gracia eleve el son.

Amén.

 46 - Sólo a Ti, Dios y Señor 

 

1. Sólo a ti, Dios y Señor, adoramos, 

Y la gloria y el honor tributamos, 

Sólo a Cristo, nuestra Luz, acudimos 

Por su muerte en la cruz revivimos. 

 

2. Un Espíritu, no más, nos gobierna, 

Y con él, Señor, nos das paz eterna; 

Él es fuego celestial, cuya llama 

En amor angelical nos inflama. 

 

3. Disfrutamos tu favor solamente 

Por Jesús, fuente de amor permanente; 

Sólo él nos libertó de la muerte, 

Sólo él se declaró nuestro Fuerte. 

 

4. Sólo tú, oh Creador, Dios eterno, 

Nos libraste del furor del infierno; 

Y por esto con placer proclamamos 

Que sólo en tu gran poder esperamos. (Amén) 

Oh Tierno y Buen Pastor

Dominará Jesús, el Rey 

Breve historia del himno

Isaac Watts nació en Southampton, Inglaterra, el 17 de julio 1674. Sus padres fueron creyentes piadosos quienes enseñaron a Isaac los principios eternos de la Palabra de Dios. Su padre fue descrito como maestro y diacono de la Above Bar Congregational Church, fue varias veces encarcelado por alguna violación a la Ley de Uniformidad y diferir de la Iglesia de Inglaterra.

Se dice que desde muy pequeño, Isaac, tuvo un don especial por la prosa, ya a la edad de siete años escribía versos respetables. Comenzó el estudio del latín en su cuarto grado y a los 16 años se fue a Londres para estudiar en la Academia del Rev. Thomas Rowe, un ministro independiente. Fue ministro asistente de la Iglesia Independiente, Berry St., Londres en el 1698. Convirtió en su hogar, por el resto de su vida, una residencia de Abney Park luego de recibir invitación Sir Thomas Abney y por insistencia de este. Esto ayudó a su salud y el desarrollo de sus labores literarias.

“El canto en las iglesias durante finales del siglo XVII consistía en los salmos hechos poesía. El pensamiento era que, para Dios agradarse del canto entre los cristianos debía usarse el himnario de la Biblia: el libro de los Salmos. Por lo general, las rimas y la música no eran adecuados para el canto congregacional. Además de esto, los cánticos no contenían ninguna de las enseñanzas del Nuevo Testamento ni tampoco sobre el Señor Jesucristo o la Iglesia.” 

Cuando era joven, Isaac regresó de un servicio algo decepcionado con el canto congregacional. Ya en casa, se lo hizo saber a su padre, quien lo alentó diciendo: “Muy bien, jovencito, entonces, ¿Por qué no escribes algo mejor tú mismo?” Y eso hizo, comenzó a escribir un himno cada domingo por más de dos años y continuó haciéndolo por el resto de su vida, escribiendo más de 600 himnos que todavía cantamos.

Su hermano, para el provecho de todos, le animó a publicar los himnos diciéndole;  “Hay una gran necesidad de una pluma, viva y vigorosa como la tuya, para avivar y levantar la moribunda devoción de la época”. En el 1707, Isaac Watts publicó el himnario “Himnos y Cánticos Espirituales”.

La aceptación de estos cánticos estuvo dividida por muchos años. Había quienes criticaban, e incluso se mofaban, que alguien osara pensar en tener más conocimiento que el Espíritu Santo (por querer cambiar que se cantaran los salmos de la Biblia), mientras que otros recibieron estos himnos con alegría y comenzaron a cantarlos. 

En 1719 publicó otro himnario llamado “Los Salmos de David imitados en el lenguaje del Nuevo Testamento”. En estos cánticos aplicaba los salmos de David a la vida del cristiano en la iglesia y al Señor Jesucristo. El himno "Dominará Jesús, el Rey" es un ejemplo de este tipo de himnos y está basado en el Salmo 72.

Entre cientos otros se encuentran; Al trono majestuoso; Al mundo paz, nació Jesús; Bendice alma mía a tu gran Creador; Dios, nuestro apoyo en los pasados siglos; La cruz sangrienta al contemplar...

 

Su título en ingles “God of our fathers, whose almighty hand”, su título en español proviene de la primera línea del himno; Señor Jehová, omnipotente Dios. Su traductor al español es desconocido.

Su autor Daniel Crane Roberts, nació en Long Island, NY, 1841 y murió en Concord, New Hampshire en el 1907. Educado en Kenyon College, Gambier, Ohio, sirvió en el ejército de la unión durante la Guerra Civil. Fue ordenado sacerdote en la Iglesia Episcopal en 1866 y ministró a varias congregaciones en Vermont y Massachusetts. En 1878 comenzó un ministerio en la Iglesia St. Paul en Concord, New Hampshire, que duró veintitrés años.

En 1876 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos el 4 de julio en Brandon, Vermont, escribió este himno que celebra la libertad responsable y rogar por bendición a la nación. Fue cantado por primera vez allí, pero en el 1888, George William Warren , organista de la Iglesia de St Thomas, Nueva York, compuso la melodía majestuosa de este. Se incluyó en el Himnario Revisado y Ampliado de la Iglesia Episcopal Americana (1892), y en el mismo año se usó ampliamente para conmemorar el centenario de la Constitución de los Estados Unidos.

Roberts escribió una vez: "Sigo siendo un párroco rural, conocido sólo en mi pequeño mundo”. Pero su himno "Dios de nuestros padres" le ha valido de amplio reconocimiento para la gloria de Dios.

Información obtenida de varias fuentes, entre ellas; The Canterbury Dictionary of Hymnology, Hymnary.org y otras.

60 - Señor Jehová, Omnipotente Dios 

 

1. Señor Jehová, omnipotente Dios, 

Tú que los astros riges con poder, 

Oye clemente nuestra humilde voz, 

Nuestra canción hoy dígnate atender. 

 

2. Eterno Padre, nuestro corazón, 

A ti profesa un humilde amor; 

Hazte presente en tu pueblo hoy; 

Tiéndenos, pues, tu brazo protector. 

 

3. A nuestra patria da tu bendición; 

Enséñanos tus leyes a guardar; 

Alumbra la conciencia y la razón; 

Domina siempre Tú en todo hogar. 

 

4. Defiéndenos del enemigo cruel; 

Concede a nuestras faltas corrección; 

Nuestro servicio sea siempre fiel; 

Rodéanos de tu gran protección. 

Amén.

 

Señor Jehová, Omnipotente Dios

Breve historia del himno

Información obtenida de varias fuentes, entre ellas; Himnary.org, Iglesia Evangelica Pueblo Nuevo, España y otras.

Fue escrito por Sir Robert Grant, un anglicano escocés que nació en la India en 1779, debido a que su padre fue un político británico de gran influencia asociado con la Compañía de las Indias Orientales. Tanto su padre como el hijo sirvieron como miembros del Parlamento y en la administración de la Compañía.

Robert y su hermano Charles asistieron al Magdalene College en Cambridge, recibiendo ambos títulos en leyes en el 1807. Ganó un asiento  en el Parlamento a sus 29 años de edad, permaneciendo en él por muchos años. Trabajó en proyectos de ley para la emancipación de los Judíos de Inglaterra, para otros grupos minoritarios y a favor de la abolición de la esclavitud. También fue un firme partidario de las misiones mundiales e influyente entre los evangélicos de la Iglesia de Inglaterra. De alguna manera, encontró tiempo para escribir himnos.

En el 1834 fue nombrado gobernador de Bombay, donde tuvo la oportunidad de poner en práctica sus preocupaciones sociales, pues la pobreza y la condición espiritual de la gente común era espantosa.

Ocupó el cargo de gobernador sólo cuatro años, falleciendo el 9 de julio de 1838 a la temprana edad de 59 años. En ese tiempo, la gente llegó a amarlo. Cuando Sir Jamshedji, un conocido parsi (una persona de la fe zoroástrica), construyó una facultad de medicina, le dio el nombre de Robert Grant. Es la segunda facultad de medicina más antigua de la India.

Un año después de la muerte de Robert en 1838, su hermano Charles imprimió los doce himnos de Sir Robert en un volumen delgado llamado Sacred Poems. En el prefijo del libro, escrito por Glenelg, dice que los poemas fueron “compuestos en diferentes periodos de la vida del autor”. El último de estos doce poemas, es el titulado O Worship The King – Al Rey Adorad, considerado como uno de los más importantes del idioma inglés. 

Robert fue impulsado a escribir su propia versión del salmo luego de la lectura de la traducción del Salmo 104 de William Kethe en un libro de salmos de 1561.

La melodía para este himno es conocida como Lyons, en honor a una ciudad de Francia, fue compuesta por el músico alemán Joseph Martin Kraus.

62 - Al Rey Adorad

 

1. Al Rey adorad, grandioso Señor, 

Y con gratitud cantad de su amor. 

Anciano de Días, el gran Defensor, 

De gloria vestido, le damos loor. 

 

2. Decid de su amor, su gracia cantad; 

Vestido de luz y de majestad. 

Su carro de fuego en las nubes mirad; 

Son negras sus huellas en la tempestad.

 

3. ¿Quién puede tu providencia contar? 

Pues tu aire me das para respirar. 

En valles y en montes alumbra tu luz, 

y con gran dulzura me cuida Jesús. 

 

4. Muy frágiles son los hombres aquí, 

Mas por tu bondad confiamos en ti. 

Tu misericordia ¡Cuán firme! ¡Cuán fiel! 

Creador nuestro, Amigo y Redentor es él. Amén

104 - Dominará Jesús, el Rey 

 

1. Dominará Jesús, el Rey en todo país que alumbra el sol, 

Regido por su santa ley, 

//y puesto á prueba en su crisol.//

 

2. Llama a sus escogidos ya, de lejos todos van a Sión, 

De muerte a vida salvos son 

//por gracia soberana, el don.// 

 

3. Le ensalzarán en la canción que eternamente elevarán; 

En nombre de Él cada oración 

//cual un perfume suave harán.//

 

4. Paganos mil traerán su don, delante de Él se postrarán; 

Prez, honra y gloria al Salvador 

//naciones todas alzarán.// 

 

5. Propicio entonces nos será el brazo fuerte del Señor; 

Del poderoso librará 

//al que no tiene ayudador.//

 

6. Toda criatura traiga honor a nuestro Rey y Salvador; 

Los ángeles mil himnos den, 

//y todo hombre un gran “Amén”//

 

Información obtenida de varias fuentes, entre ellas; The Canterbury Dictionary of Hymnology, Hymnary.org , Himnos Cristianos y otras.

¡Al mundo paz, nació Jesús!

¡Al mundo paz, nació Jesús!

 

1. ¡Al mundo paz, nació Jesús!

Nació ya nuestro Rey;

el corazón ya tiene luz,

y paz su santa grey,

y paz su santa grey,

y paz, y paz su santa grey.

 

2. ¡Al mundo paz, el Salvador

en tierra reinará!

Ya es feliz el pecador,

Jesús perdón le da,

Jesús perdón le da,

Jesús, Jesús perdón le da.

 

3. Al mundo Él gobernará

con gracia y con poder;

a las naciones mostrará

su amor y su poder,

su amor y su poder,

su amor, su amor y su poder.

 

Thomas Ken

Horatio Spafford

Gerhard Tersteegen

Sir Robert Grant

Daniel Crane Roberts

Isaac Watts

Isaac Watts

Maltble D.  Babcock

Charles Wesley

Breve historia del himno

A Dios el Padre Celestial - Doxología

Más información sobre la historia en; Historias de himnos y otras.

LOS HIMNOS QUE CANTAMOS

y su historia

Estoy bien con mi Dios. Su titulo original en ingles "It Is Well With My Soul", que también se conoce en español por "Alcancé salvación”,  fue escrito por Horatio Spafford en el año 1873. La música de este himno fue compuesta por Philip Bliss.

Este himno fue escrito luego de varios sucesos muy traumáticos en la vida de Spafford, entre los cuales se cuentan la muerte de un hijo varón de tres años de edad, la perdida de una considerable cantidad de inversiones en bienes raíces en el gran incendio de Chicago y la crisis económica de 1873. 

Horatio Spafford era abogado que había fundado la firma llamada “Spafford, McDaid & Wilson”. También se dice que era amigo del célebre evangelista D.L. Moody. La salud de su esposa Anna se había afectado por todos los acontecimientos y deciden ir de viaje a Europa para descansar, visitar amistades y el país de origen de ella, que nació en Noruega.

Por retrasos en gestiones de negocios, Spafford decide enviar primero a su esposa y sus cuatro hijas (Anna de once años, Margaret de nueve, Elizabeth de cinco y Tanetta de dos años) acompañadas del pastor Nathaniel Weiss, para luego encontrarse con ellas en Europa. Zarparon en el barco Ville du Havre el 15 de noviembre de 1873 desde Nueva York. En la madrugada del 22 de noviembre el acorazado Lochearn embistió la embarcación, hundiéndose esta en minutos. Solo sobrevivieron 21 tripulantes y 61 pasajeros, entre estos Anna, la esposa de Spafford. Entre las víctimas se encontraban las cuatro hijas de los Spafford y sus cuerpos no pudieron ser recuperados.

Al recibir un telegrama Horatio salió en el primer barco para encontrarse con su esposa. Cuenta Bertha Spafford (hija de los esposos Spafford, quien nació unos años después de la tragedia), el capitán del barco le dijo a Horatio: “Se hizo un reconocimiento cuidadoso, y creo que ahora estamos pasando por el lugar donde el Ville du Havre naufragó. El agua tiene tres millas (4.82803) de profundidad. Esa noche en su recámara al no poder dormir Horatio escribió el himno “It is well with my soul”. En una carta a Rachel, la hermanastra de su esposa, Horatio escribió: “El jueves pasado navegamos sobre el lugar del naufragio, en medio del océano, las aguas de tres millas de profundidad. Pero no pienso en nuestros seres amados como si estuviesen allí. Están a salvo, cubiertas, en los brazos del cordero.”

Luego el Sr. y la Sra. Spafford tuvieron 3 hijos más y siguieron viviendo en Chicago hasta que se mudaron a Palestina, estableciendo se en Jerusalén ayudando a un grupo llamado “The American Colony” que su misión era servir a los pobres. 

Horatio falleció de malaria en Jerusalén el 16 de Octubre de 1888, cuatro días antes de cumplir los 60 años.

Estoy bien con mi Dios

 

 374 - Estoy Bien Con Mi Dios 

 

1. De paz inundada mi senda ya esté. 

O cúbrala un mar de aflicción. 

Mi suerte cualquiera que sea diré: 

Estoy bien, estoy bien, con mi Dios. 

 

CORO: Estoy bien con mi Dios; 

Estoy bien, estoy bien, con mi Dios.

 

2. Ya venga la prueba o me tiente Satán 

No amengua mi fe ni mi amor; 

Pues Cristo comprende mis luchas, mi afán 

Y su sangre obrará en mi favor.

 

(Coro) 

 

3. Feliz yo me siento al saber que Jesús, 

libróme de yugo opresor; 

Quitó mi pecado, clavólo en la cruz; 

Gloria demos al buen Salvador.

 

(Coro) 

 

4. La fe tornaráse en feliz realidad

al irse la niebla veloz; 

Desciende Jesús con su gran majestad 

¡Aleluya! estoy bien con mi Dios.

 

(Coro)

 

Breve historia del himno

Breve historia del himno

Información obtenida de varias fuentes, entre ellas; Himnary.orgHistorias de himnos,  Christianity.com y otras.

 

 5 - ¡Dios está presente! 

 

1. ¡Dios está presente! Vamos a postrarnos 

ante él con reverencia; 

En silencio estemos frente a su grandeza, 

implorando su clemencia. 

Quien con él, quiera andar, 

su mirada eleve; votos le renueve.

 

2. ¡Dios está presente! Y los serafines lo adoran reverentes; 

"Santo, santo, santo" en su honor le cantanlos ejércitos celestes. 

¡Oh buen Dios! nuestra voz 

como humilde ofrenda a tu trono ascienda.

 

3. Como el sol irradia sobre el tierno lirio, 

que contento se doblega, 

Dios omnipresente, ilumina mi alma y feliz yo te obedezca; 

Haz que así, tú en mí seas reflejado, y tu amor, probado. 

 

4. Gózate mi alma, cántale alabanzas e himnos con fe sumisa, 

Aleluyas rinde al Señor eterno con los santos que le adoran, 

Pues, con bien y sin fin, somos bendecidos, 

y le alabaremos. Amén.

Dios está presente, fue traducido al español por Juanita de Balloch. Su titulo original en alemán es "Gott ist gegenwärtig" (God is present en ingles). Su escritor fue el alemán reformado Gerhard Tersteegen y publicado en 1729.

Tersteegen ha sido descrito como teólogo, autor reformado y un místico, anhelando una unión espiritual con Dios. Publicó "Gott ist gegenwärtig" en su colección Geistliches Blumengärtlein inniger Seelen (Pequeño jardín de flores espiritual de almas íntimas) en 1729. La melodía utilizada esta basada en una composición de Joachim Neander en 1680.

El título original para el himno de 8 estrofas era "Erinnerung der herrlichen und lieblichen Gegenwart Gottes", (Recordando la gloriosa y hermosa presencia de Dios) uno de los temas principales del autor. En las tres primeras estrofas, la conciencia de Dios se expresa desde la perspectiva de la congregación, luego, en las estrofas 4-8, la conciencia se expresa desde la perspectiva del individuo.

El himno ha sido traducido o adaptado al inglés de diferentes formas. John Wesley lo tradujo como "Solo Dios está con nosotros", publicado por primera vez en Hymns & Sacred Poems en 1739. Su traducción de las primeras seis estrofas fue descrita como libre pero en el espíritu del poema de Tersteegen.

Juanita Rodríguez de Balloch (Juanita R. de Balloch) nació en España en el año 1894. Se dice que vivió en Argentina. Murió en el año 1959.

Al Rey Adorad

Breve historia del himno

¡Dios está presente!

A Dios el Padre Celestial - Doxología. Su titulo original en ingles "Praise God from whom all blessings flow".

Fue escrito por Thomas Ken en el año 1695. La melodía que cantamos fue compuesta por Louis Bourgeois en 1551, y es conocida como “The Old 100th” por ser utilizada para entonar el Salmo 100.

La palabra Doxología es utilizada para indicar la propiedad de dar gloria a la Deidad con un lenguaje teológico correcto, donde se expresa Palabra de Verdad o Palabra de Doctrina, siendo este su significado. La raíz griega nos indica que “doxa” es opinión y “logos” se refiere a la argumentación por medio de las palabras, o puede referirse al pensamiento o la razón.

Thomas Ken fue ordenado sacerdote anglicano en 1662. En 1678 obtuvo su licenciatura en divinidades y comenzó un doctorado. Ya para el 1666 fue elegido como asociado y capellán de su colegio de niñez, Winchester College. También fue instituido como Capellán de su majestad el Rey Carlos Segundo, capellán de la Princesa María de Orange y en 1684 el rey lo nombró obispo de Bath y Wells entre otros títulos.

Cuando estuvo en el Winchester College, para motivar a sus estudiantes escribió un manual de oraciones para ser elevadas en momentos específicos del día, instrucciones para la lectura de la Biblia y otras indicaciones. Al final del libro, se encuentran tres himnos que terminaban con una doxología.

El carácter trinitario de esta doxología final, se hizo bastante popular entre las iglesias protestantes, y aún hoy en día suele entonarse antes y después de los servicios religiosos en muchas iglesias.

Thomas Ken murió el 19 de marzo de 1711. Fue sepultado en la Iglesia de San Juan en Frome, sus amigos entonaron el himno matutino compuesto por él, mientras era sepultado.

 

A Dios el Padre Celestial - Doxología 

A Dios, el Padre celestial
Al Hijo, nuestro Redentor;
Al Eterno Consolador,
Unidos, todos alabad.
Amén

 

Más información sobre la historia en; Historias de himnos y otras